Acerca de mi

Soy Gorka López de Torre. Ingeniero informático con Master en Gestión de Tecnologías de la Información y la Comunicación. Professional Scrum Master. Cocinero aficionado. Cervecero ocasional. Rockero incondicional. No necesariamente por ese orden.

Empecé a programar en un MSX VG-8020 hace más de treinta años, y desde entonces no he soltado un teclado. La mayor parte de mi vida profesional ha transcurrido en PHP, aunque he programado en decenas de lenguajes con diferentes paradigmas. Tengo una relación complicada con Java, adoro Elixir y tengo pendientes unas cañas con Rust. Y no olvido que todo esto empezó con pequeños juegos en BASIC y utilidades y demos en C. También con una pizca de ensamblador de Z80 y 6502, por culpa de Nintendo; gracias por dos de las máquinas mejor construidas de la historia de los videojuegos, N.

Empecé en PHP por casualidad, haciendo pequeños proyectos web como freelance para ganar algo de dinero mientras estudiaba la carrera, aunque lo que realmente me gustaba entonces era crear utilidades y emuladores para NES y GameBoy. Tuve un pequeño romance con IBM que acabó cuando decidí montar mi empresa, una consultora dedicada esencialmente al desarrollo web y consultoría para agencias de diseño. Me arruiné siete años más tarde con una crisis que echó por tierra todos los proyectos culturales de ayuntamientos y diputaciones, y aprendí con ello lo importante que es diversificar, adaptarse y reaccionar a tiempo. Estudié un grado de cocina, hice centenares de pintxos y conocí a la que unos años más tarde se convertiría en mi compañera para toda la vida. Fue un gran año. Pero por más que adoro el subidón del trabajo en cocina, el equilibrio entre sensibilidad y fuerza bruta, creatividad y tradición, y la dedicación sin concesiones que exige, era hora de regresar a la tecnología. Así que hice la mochila y me vine a Barcelona.

En Barcelona he trabajado como programador senior, lead de proyecto, lead de equipo, consultor,… primero en startups tan molonas como Trovit y Ulabox, en proyectos interesantísimos por la brutalidad del tráfico y los datos que manejaban o por la arquitectura mimada y la responsabilidad por lo crítico de su funcionamiento. Y ahora en una consultora como ThoughtWorks, ayudando a mejorar los procesos y proyectos de otras empresas. Colaboro también con LaSalle como tutor de proyectos de fin de master en programación web de alto rendimiento. He aprendido diez veces más en estos años de lo que hubiera esperado aprender en toda una vida, y he hecho grandes colegas por el camino.

La curiosidad y el espíritu emprendedor, que son como una condena para toda la vida, me empujan a seguir aprendiendo, a probar cosas nuevas y poner en marcha pequeños proyectos. Y no pierdo la esperanza de que un día uno de estos proyectos, una oferta de trabajo remoto o ambos me permitan regresar a mi ciudad natal, Vitoria-Gasteiz.

Este es mi espacio personal en Internet. Si quieres, puedes echar un vistazo a mi currículo.